#Humanizando el Liderazgo: ¿Por qué el control es una batalla perdida?


¿Controlar o no controlar? Tal vez ésta sea una de las preguntas más controvertidas en la que teóricos del liderazgo no se ponen de acuerdo.

Vayamos por partes, ¿Qué habría que controlar? Los horarios, que las tareas se cumplan, que las personas actúen como se espera de ellas… Pero si trabajamos con adultos… ¿Y si en lugar de control, se construyera un vínculo de confianza? Si pudiera encontrarse una manera de ayudar a que las personas disfruten del trabajo que están haciendo, entonces el control carecería de sentido, ¿no es cierto?

Porque lo que nos gusta hacer, lo hacemos. El control, como tal, no hace más que reforzar comportamientos negativos, genera hostilidad y cuando no se realiza, la tarea no se hace. En síntesis, termina siendo una metodología que no que las personas den lo mejor de sí mismas y por lo tanto es ineficaz.      Leer más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s